Archivo de la etiqueta: empresas

Inversiones positivas, empresas sostenibles

intermon oxfam

Intermon Oxfam ha vuelto a presentar uno de sus magníficos Informes, aportando, con su habitual rigor, información sustantiva, y propuestas concretas encaminadas a mejorar las actuaciones que analiza. Se trata, en esta ocasión, de un trabajo sobre la acción de las empresas españolas fuera de nuestras fronteras, y sus recomendaciones no sólo van dirigidas a las organizaciones empresariales, sino también al gobierno español y a la ciudadanía. El Informe “La empresa española y los derechos humanos. Claves para una internacionalización responsable” es francamente recomendable. Aporta valor a empresas, gobierno y ciudadan@s, y no podía ser más oportuno.

La Organización lo presentó el pasado 12 de junio, en un contexto, como el propio informe señala, en el que el peso de la internacionalización en la economía española alcanza ya el 42% del PIB. Un momento en el que el gobierno español está poniendo en marcha una estrategia para promover la Marca España como elemento que contribuya a superar la crisis económica. Un momento en el que la ciudadanía exige de sus empresas, y de los productos que comercializan, un compromiso ético.

Como señala el Informe, hay empresas que invierten de manera sostenible, con beneficio para las comunidades en las que operan, y otras cuya actuación vulnera los criterios éticos y de responsabilidad.

La sostenibilidad no es sólo un objetivo ético, que contribuye al desarrollo y al progreso de las personas en las que la actividad de las empresas tiene impacto. También debe serlo de negocio. Una inversión responsable mejora la valoración de la empresa, su reputación y, con ella, sus ventas. Una inversión transparente es una garantía para que l@s ciudadan@s sepan qué hay detrás de los productos que consumen. Una inversión positiva es un motor de cambio en las zonas  rurales. Una inversión responsable crea empleo de  calidad, acerca tecnología y conocimientos a zonas deprimidas, actúa como multiplicador en las economías locales y, en definitiva, contribuye a reducir la  pobreza.

Como bien señala el Informe, las empresas que inviertan con prácticas sostenibles y políticas de protección de los derechos humanos, serán las mejores embajadoras de la Marca España.  El gobierno español tiene una oportunidad única para, incorporando en su marco normativo las nuevas disposiciones dirigidas a las empresas que adoptará la UE en materia de derechos humanos, convertir estos principios en tarjeta de presentación de su política exterior, y en elemento esencial de la Marca España, como elemento diferenciador de las empresas españolas, como marca propia de nuestras empresas en el exterior. El gobierno dispone de un importante instrumento para alentar a las empresas españolas en esta dirección, a través del sustantivo paquete de créditos a la internacionalización, cifrado en 4.215 millones de euros para 2013.

El Informe de Intermón Oxfam no sugiere que las empresas se conviertan en entidades benéficas. Lo que afirma, con acierto, es que ser un buen negocio, y ser bueno para la sociedad no sólo no son incompatibles, sino que añaden valor al propio negocio, tanto en los intangibles como la reputación o la imagen de la empresa, como en la cuenta de resultados.  Negocio y compromiso social van ya unidos. Gestionar una crisis de reputación siempre es más costoso y difícil que aplicar criterios de sostenibilidad a la gestión empresarial.  Invertir bien es ético, es responsable, revierte en la reputación de la empresa, e incrementa el negocio. Y, además, contribuye a reducir la pobreza y la desigualdad. No se puede pedir más.

Anuncios

Empresa inteligente busca mujeres directivas

masdelamitad_blog_20minutos

Hace unos días me estrené en  “Más de la mitad”, un blog escrito por mujeres, y destinado a ser leído tanto por hombres como por mujeres. En él, mujeres inspiradoras como Sóle Giménez, Belén de la Banda, María del Pozo, Natalia Quiroga, Margarita Saldaña, Susana Martínez Novo, o Irene Milleiro, entre otras, comparten ideas y propuestas transformadoras que nos permitan avanzar hacia un mundo más justo, que necesariamente es un mundo en el que mujeres y hombres disfruten de iguales derechos y libertades, y de iguales oportunidades. 

Inicié mi colaboración con una entrada sobre el liderazgo femenino en las empresas,  un tema sobre el que hemos escrito mucho, tanto hombres como mujeres, y en el que los escasos avances casi siempre son fruto de un plus de esfuerzo y empeño personal de las mujeres. Las cifras son elocuentes (apenas un 7% de mujeres en los órganos de dirección de las empresas del Ibex35, con una brecha salarial que puede alcanzar el 30% en los niveles más altos), y evidencian que aún queda un largo trecho para cerrar el enorme gap de desigualdad que existe en la dirección empresarial, y que tiene un especial impacto, pues la visibilidad de una mujer contribuye a la visibilidad de todas, y una mujer directiva es particularmente visible. 

Lo mejor de todo es que las empresas que cuentan con mujeres para puestos directivos tienen mejores resultados económicos. Y esa sí es una poderosa razón para acortar la distancia. No se trata sólo de justicia o equidad, ni de marketing, sino de inteligencia. Las mujeres somos una excelente apuesta para las empresas más innovadoras y creativas, las empresas conscientes de estar construyendo el futuro.